Categorías
Bienestar

Consejos de salud para un mejor embarazo

Tener un bebé es un momento emocionante que a menudo inspira a las mujeres a elegir estilos de vida más saludables y, si es necesario, a trabajar para lograr un peso corporal saludable. Hacer cambios en ese momento puede significar acostumbrarse a nuevos hábitos de estilo de vida. Le dará a tu bebé el mejor comienzo posible en la vida y será un ejemplo saludable para toda la familia.

Aumentar una cantidad adecuada de peso durante el embarazo ayuda a que tu bebé alcance un tamaño saludable; sin embargo, aumentar demasiado o muy poco peso puede provocar problemas de salud graves para ti y tu bebé. Según los expertos, aumentar demasiado de peso durante el embarazo aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes gestacional e hipertensión arterial durante el embarazo. También aumenta tu riesgo de diabetes tipo 2 y de hipertensión en el futuro. Si tienes sobrepeso u obesidad cuando quedas embarazada, tus probabilidades de tener problemas de salud pueden ser aún mayores, y mayor el riesgo de necesitar una cesárea.

Aumentar una cantidad saludable de peso te ayuda a tener un embarazo y un parto más fáciles. También puede ayudarte a recuperar tu peso normal después del parto. Las investigaciones muestran que las cantidades recomendadas de aumento de peso durante el embarazo también pueden reducir las posibilidades de que tú o tu hijo tengan obesidad y problemas relacionados con el peso más adelante en la vida.

El consumo de alimentos saludables y bebidas bajas en calorías, particularmente agua, y la cantidad adecuada de calorías puede ayudar a ti y a tu bebé a ganar la cantidad adecuada de peso. El embarazo puede generar nuevas preocupaciones sobre alimentos, bebidas y alimentación. Satisface las necesidades de tu cuerpo siguiendo estos fáciles consejos:

  • Desayuna todos los días. Si sientes náuseas por la mañana, prueba las tostadas de pan integral secas o las galletas integrales cuando te despiertes. Cómelos incluso antes de levantarte de la cama. Come el resto de tu desayuno (fruta, avena, cereal caliente o frío u otros alimentos) más tarde en la mañana.
  • Consume alimentos ricos en fibra. Comer alimentos ricos en fibra, beber agua y realizar actividad física diaria puede ayudar a prevenir el estreñimiento .
  • Si tienes acidez de estómago, come comidas pequeñas repartidas a lo largo del día. 

Casi todas las mujeres pueden y deben realizar actividad física durante el embarazo. La actividad física regular puede:

  • Ayudarte a ganar la cantidad adecuada de peso.
  • Reducir los dolores de espalda, los calambres en las piernas y la hinchazón
  • Reducir el riesgo de diabetes gestacional.
  • Reducir el riesgo de depresión posparto.