5 formas de saber si estás en una relación sexual saludable

5 Formas de saber si estás en una

relación sexual saludable

Las personas tienen gustos sexuales distintos y sus preferencias sexuales no son estáticas; evolucionan a medida que envejecen o cuando entran en juego diferentes factores como los hormonales, psicológicos, cotidianos y ambientales.

Entonces y cuando dos personas se unen con gustos carnales específicos y que pueden cambiar con el tiempo, la relación se complica un poco. Se requiere de esfuerzo y comunicación para mantener una relación sexual estable y saludable.

A veces, no sabes si la relación sexual que llevas con tu pareja es saludable. Te haces preguntas como: ¿con qué frecuencia lo hacen otras parejas?  ¿Es extraño que mi pareja y yo siempre hagamos las mismas cosas? ¿Qué diría un terapeuta acerca de mi vida sexual?

A continuación, te presentamos 5 formas para saber si estás dentro de una relación sexual saludable:

relacion sexual saludable

1. Te sientes bien con tu cuerpo

Si estas en una relación saludable de pareja, te sentirás bien con tu cuerpo. No tener temor de mostrarte a la otra persona como eres y sentirte libre de tomar cualquier posición al momento de estar juntos, significa que te sientes bien con esa persona.

Por el contrario, estar pendiente de no mostrar alguna parte del cuerpo con la que no te sientes cómodo, te puede distraer de las sensaciones placenteras durante el sexo. Si no estás conforme con cómo luces, puedes convertir el ejercicio en tu aliado, incluso puedes aumentar tu autoestima y confianza en ti mismo.

2. No tienes miedo de pedir lo que quieres

El buen sexo se trata de encontrar la receta perfecta, ya que no puedes esperar que tu pareja lea tu mente, debes expresarlo, él o ella debe estar abierto a aprender y responder a lo que deseas.

Si te resulta difícil expresar tus deseos sexuales, es posible que puedas enviar mensajes de texto a tu pareja sobre tus fantasías. Esto puede ser más fácil que las declaraciones de deseo cara a cara o en el momento.

3. Programa el sexo

Mucha gente siente que el sexo debería surgir de un ataque espontáneo de lujuria, pero eso no siempre es requerido, a menos que estés viviendo una vida de ocio y tus hijos crezcan y salgan de la casa.

Así que programar el sexo es una buena idea.  Planear la noche en la que estaréis juntos puede ser una mejor opción, ya que evitarán cualquier tipo de interrupción y escogerán el mejor momento para dedicárselo al amor.

4. La cantidad no importa, importa la calidad

Ya sea que estés con tu pareja, algunas veces a la semana o una vez al mes, concentrarse en un número no es una gran manera de evaluar tu vida sexual.

Una investigación de parejas, que se hizo aleatoriamente, arrojó que las parejas que duplicaron el número de veces que tuvieron relaciones sexuales, no fueron más felices, que las otras parejas que llevaron su vida normal.

Presionarse para tener más relaciones sexuales, puede convertirse en otra tarea pendiente, lo cual reduce el deseo y la satisfacción.

Por otro lado, los autores del estudio dicen que viajar a lugares nuevos o ir a citas por la noche, abren oportunidades espontáneas para las relaciones sexuales. Lo más importante es que disfrutes el momento y estés más cerca de tu pareja.

5. Estás feliz con tu pareja

Suena simple, pero hay un fuerte vínculo entre la satisfacción sexual y la felicidad en una relación.

La satisfacción de las relaciones alimenta la atracción, allanando el camino para un mejor sexo.

Entonces, si te gusta tu pareja y tu vida sexual, probablemente estarás en buena forma, pero por si el contrario estáis teniendo muchos problemas sin resolver o no soportáis estar juntos en una sola habitación, esos problemas se reflejarán en la vida sexual.