Cantidad de Leche y Horario de Lactancia

Cantidad de Leche y Horario de Lactancia

Cantidad de Leche Materna

La cantidad de leche que produce la glándula mamaria no es fija, depende de múltiples factores, aunque podemos decir que los más importantes podrían ser los que se muestras aquí:

– El estado tanto nutricional como emocional emocional de la madre que produce la leche
– La etapa de la lactancia en la que el bebé se encuentre, ya que la formación de leche va sufriendo modificaciones
– La hora del día en que se amamante a nuestros bebés

lactancia materna

Generalmente, salvo excepciones, suele producirse más volumen de leche en la mañana. La producción de leche al día tiene una media de alrededor de 650ml, aunque puede oscilar entre 500ml y 900ml al día. Si nuestro niño toma una media de unos 650ml diarios, logrará un crecimiento tanto en peso como en talla normal, por lo que no tenemos que preocuparnos si hay niños que comen más que el nuestro, puesto que alrededor de esas cifras ya estarán bien alimentados.

Composición de La Leche Materna

PROTEINAS 1.5 gramos
GRASAS 3.5 gramos
GLÚCIDOS 6.8 gramos
SALES 6.2 gramos
AGUA 87 cc

Datos Expuestos en base a 100ml de leche materna

Horario para Lactar un Bebé

Se debe amamantar a nuestro bebé aproximadamente cada tres horas. La duración debe de no ser demasiado larga, ya que con unos 7 o 10 minutos por mama es más que suficiente. Cuando se termina con una mama, en la siguiente ocasión es recomendable que el bebé comience a amamantarse en el pecho en el que terminó la última vez.

Es Obligatorio para toda mujer embarazada o que esté lactando que elimine ciertos productos como pueden ser las bebidas alcohólicas, el tabaco u otras drogas, que podrían afectar a nuestra leche materna.

Por todas estas y muchas otras ventajas debe proporcionársele al niño lactancia materna por lo menos durante los primeros cuatro a seis meses de vida, salvo en los casos en que existan contraindicaciones específicas.

La eliminación de la alimentación al seno, antes de los cuatro meses de edad (destete precoz), le impide al niño recibir los beneficios que le brinda la leche materna y lo expone a:

– Contraer enfermedades infecciosas como la gastroenteritis; ya que la manipulación inadecuada y antihigiénica de los teteros contamina el alimento.

– La desnutrición, debida en muchos casos a la dilución incorrecta de la leche (más agua que leche, y así la proporción de ésta no es la adecuada a los requerimientos del niño.

Como hemos visto amamantar a nuestro bebé no es tarea fácil, requiere de muchos sacrificios, pero también trae consigo muchas recompensas