Tipos de Leche Materna

TIPOS DE LECHE MATERNA

Todos sabemos la importancia de la leche materna a la hora de alimentar a nuestros bebés. Aunque hay muchos a favor de la leche materna y la lactancia, también hay algunos estudios recientes, que ponen en entredicho esos beneficios que todos creíamos verdades absolutas durante mucho tiempo.

leche materna

La leche materna presenta variaciones en su composición durante los últimos meses de embarazo, y los primeros días que siguen al parto, es por ello que se habla de tres tipos de leche materna:

a) Calostro: Es un liquido amarillento rico en proteína, vitaminas liposolubles ( A,D,K,E) y minerales, que secreta la glándula mamaria durante los últimos meses del embarazo y los cuatros días que siguen al parto.

El Calostro actúa como un laxante suave y acondiciona el aparato digestivo del niño para recibir la leche materna ya que favorece el desarrollo de las encimas digestivas. Por otra parte, a través del calostro pasan al niño anticuerpos de la madre que lo protegen contra algunas enfermedades.

b) Leche de transición: Es la leche que se producen entre el quinto y décimo día después del parto, tiene un mayor contenido de grasa y vitamina que el calostro y, por lo tanto, suministra más calorías al recién nacido.

c) Leche madura: Es secretada del décimo día en adelante; es la leche materna propiamente dicha, le aporta al niño todas las sustancias nutritivas y las calorías que éste requiere para su normal desarrollo y crecimiento. Las proteínas de la leche materna son la lactoalbumina y la caseína.

La caseína es una vitamina que forma grandes coágulos, por esto su digestión es más difícil; de allí que el niño digiera más fácilmente la leche materna, cuyo contenido en caseína es menor que el de la leche de vaca.

La mayor parte de las grasas de la leche materna están representadas por ácidos grasos no saturados, los cuales son asimilados más fácilmente por el organismo del recién nacido, por el contrario la leche de vaca tiene un alto contenido de ácidos grasos saturados cuya ingestión favorece la diarrea.

Pensad que todos estos tipos de leches van evolucionando para aportar a nuestros bebés todo lo que necesitan en cada momento. No es que un tipo sea mejor que otro, sino que su composición va variando conforme a las necesidades nutricionales del Bebé.

En el siguiente artículo veremos cuanta leche se produce y cuando es el mejor momento y la mejor forma de amamantar a nuestros bebés.